+34 952 93 00 33 menu
  • English
  • Español
  • Svenska
  • Русский
  • Deutsch

Vea más de 200 nuevas promociones en la Costa del Sol

Ha llegado el verano y con él comienzan a elevarse las temperaturas. A esto se le suma la subida en las tarifas de la luz. A no desesperar. Es cuestión de revisar nuestros hábitos e introducir algunos cambios. Te ofrecemos algunos consejos sencillos para mantener tu casa fresca y ahorrar al mismo tiempo.

Antes de instalar o prender el aire acondicionado, existen opciones que ayudan a mantener las estancias de tu vivienda a una temperatura agradable. Vayamos a ello:

Controla la entrada del sol

Cortinas, estores y persianas:  mantenerlos cerrados o entornados ayuda a mantener tu casa más fresca. Esto no quiere decir que tengas que vivir a oscuras. Las telas de color claro permiten la entrada de luz y evitan el calor.

Toldos: Las orientaciones más soleadas en el hemisferio norte son el sur y oeste. Instala toldos en estas zonas dónde más golpea el sol.

Contraventanas: las contraventanas exteriores no sólo añaden protección contra el mal tiempo, sino que impiden la entrada del calor por la luz solar.

Ventilación: es importante abrir las ventanas cuando la temperatura exterior es más baja que la temperatura del interior. Si puedes generar ventilación cruzada abriendo ventanas en lados opuestos aún mejor. Esto no sólo refresca los ambientes, sino que permite renovar el aire de una forma muy efectiva.

Los ventiladores

Es frecuente creer que los ventiladores no son tan efectivos como un aire acondicionado. Esto no es del todo cierto ya que son capaces de disminuir la temperatura de una habitación hasta 8 grados. Además, son más económicos y su consumo es significativamente menor.

Portátiles: puedes colocarlos estratégicamente, por ejemplo, en ventanas abiertas para mover el aire fresco. También trasladarlos dónde estés ubicado.

De techo: son muy efectivos y existe una amplia gama de diseños. Es importante asegurarse que giran en la dirección que empuja el aire hacia abajo en lugar de aspirarlo hacia arriba.

El aire acondicionado

Si a pesar de todo tienes que recurrir al aire acondicionado, puedes hacer un uso eficiente y responsable del mismo.

En una casa, es suficiente con ponerlo a 24 grados. Recuerda que cada grado que subes consigues un 7% más de ahorro energético. Cuando enciendas el aire, cierra bien todas las ventanas y puertas. Evita utilizarlo de noche. Es hora de abrir ventanas y puertas para que circule el aire.

Siempre es aconsejable consultar con un experto a la hora de elegir un aire acondicionado y decidir dónde ubicarlo. Y recuerda que es necesario limpiar los filtros para que funcione de manera eficiente.

Dispositivos de apagado

Los dispositivos de apagado son enchufes inteligentes programables que permiten establecer horarios de encendido y apagado. Con esto reduces el consumo.

Apagar los aparatos que no utilizas como ordenador y televisor, ahorra dinero y reduce las fuentes de calor. Disminuye el uso de electrodomésticos como hornos, lavadoras, secadoras que no solo elevan el consumo, sino que son fuentes de calor y vapor.

Plantas y árboles

El verde no solo alegra cualquier estancia, sino que también ayudan a mantenerla fresca. Tener plantas en las ventanas puede reducir algunos grados la temperatura de nuestra casa.

Si tienes jardín aprovechas los árboles de hoja caduca que te proporcionarán sombra en verano y luz en invierno.

En Comprarcasa Hernán Bustos somos especialistas en la Costa del Sol, con lo cual te podemos aconsejar en cómo mantener tu casa fresca en verano y lo más importante, en encontrar tu vivienda ideal de cara al sol. Llámanos, te estamos esperando.

Busque en más de 20,000 propiedades de segunda mano en la Costa del Sol